Deje De Perder Dinero Y Tiempo Reclamando A Sus Morosos
Deje De Perder Dinero Y Tiempo Reclamando A Sus Morosos

El Coste De La Morosidad

¿Cuánto le cuesta a Su Empresa Que Le Dejen Una Factura Sin Pagar?

 

 

En su empresa, como en muchas que venden a crédito a sus clientes, existe el problema de la morosidad. Hay estudios que demuestran que el 62% de los impagados son intencionados. Sin embargo, no todos se transforman en deudas de difícil cobro, aunque una parte significativa, acaba dificultando la economía de la empresa, llevando al 13% de las empresas a tener que plantear el cierre a consecuencia de la morosidad.

 

La realidad es que no siempre se es consciente del coste de un impagado. ¿Alguna vez se ha preguntado cuanto le cuesta a su negocio cubrir un impagado?

 

 

Supongamos que su empresa tiene una factur ade 3.000 € sin cobrar. Con un margen del 25%, estaríamos hablando de una pérdida de 2.400 € que sería el coste de producción, ya sea mercancía o servicio. Para recuperar esa cantidad sería necesario vender y cobrar 12.000 €, con cuyo margen se cubriría esos 2.400 € perdidos, sin haber ganado nada.

Además, esto tiene otros costes, como los gastos de devolución, interes por descuento de papel, pólizas de crédito, gastos de gestión y reclamación, etc. que van a depender de las fuentes de financiación de su negocio.

 

¿Qué podemos hacer cuando no nos pagan una factura?

Hay empresas que contratan seguros de crédito, asegurando así, ante un impago, que podrán recuperar una parte de la venta. Están muy bien, porque por lo menos pueden recuperar los costes. Sin embargo, las aseguradoras han sufrido mucho durante la crisis, y ya solo aseguran las ventas de aquellas empresas que son muy solventes; limitando las oportunidades de negocio de su empresa, si decide no vender a quien no le cubra el seguro. Además, tiene que renunciar a una parte de la venta, que puede equivaler a su beneficio o buena parte de él.

 

Otra opción es acudir a la justicia. Todos conocemos la lentitud de los juzgados, lo costoso que puede llegar a ser reclamar judicialmente una deuda, para finalmente asumir los honorarios de abogados, gastos de reclamación, procuradores, tasas, etc., con un reusltado incierto. Porque finalmente puede que conlcuya que el deudor es insolvente y no se puede cobrar. Además, quien es moroso y se niega a pagar, es consciente de esto y previamente ya habrá dejado todo bien atado para que no se le pueda exigir el pago judicialmente.

 

¿Hay que renunciar a cobrar? ¡¡¡Por supuesto que no!!!

 

Para esto están los gestores de cobro de Edisa, que son profesionales con una larga trayectoria en el recobro de deudas, habituados y experimentados en el tato y negociación con morosos, que consiguen muy altos porcentajes de éxito en el cobro de impagados, incluso de aquellos que pudieran considerarse insolventes o que hubieran desaparecido aparentemente.

 

No renuncie a cobrar el dinero que es suyo.

 

 

 

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© EDISA COBROS 2016 C.B.